viernes, 27 de julio de 2012

0234. Testimonio: Petr - Checoslovaquia


Petr
Un pequeño milagro con un gran efecto
Copiado de "Testimonios Reales" de:


En realidad, puedo resumir mi historia con tres frases: durante muchos años estuve oyendo mal. De repente, me quedé completamente sordo y no podía oír nada. Me sometí a una operación y puedo oír de nuevo, gracias al milagro técnico de la firma MED-EL.


Mi nombre es Petr, nací en 1955 en Checoslovaquia y crecí allí. Hace más de 20 años que vivo en Alemania. Estoy casado, tengo dos hijos y soy economista.

Cuando tenía 25 años, quedé sordo del oído izquierdo. El diagnóstico fue que sufría el síndrome de Menière. Afortunadamente, mi oído derecho aún funcionada bien. Tenía muchos contactos en otros países y, debido a que soy políglota y hablo seis idiomas, pude continuar con mi trabajo como traductor con los clientes a través del teléfono. Realmente me encanta viajar y estar en contacto con la gente.

Cuando cumplí 50 años, mi capacidad auditiva en el oído derecho comenzó a deteriorarse. En 2007, la fatalidad llamó a mi puerta. Perdí mi audición de repente y por completo dos veces en el mismo mes. De pronto, ya no podía realizar mi trabajo. Fue en el hospital donde oí hablar de los implantes cocleares por primera vez. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por volver a oír y, después de investigar un poco, elegí la firma MED-EL.

Durante los meses siguientes, realicé varias pruebas preliminares y luego me sometí a mi primera operación, que se llevó a cabo sin complicaciones. Mi primera sesión de adaptación también fue sencilla. Debido a que mi periodo de sordera fue corto antes de la implantación, pude oír muy bien desde el primer día que se activó el OPUS 2. Durante los meses siguientes realicé prácticas auditivas intensivas y fui varias veces al audiólogo para que realizara los ajustes. El IC funcionaba sin problemas. Al poco tiempo, pude volver a mi antiguo trabajo. Había pasado apenas un año y estaba muy satisfecho con mis “nuevos oídos”. Un gran equipo de especialistas me permitió volver al mundo de la audición nuevamente. A todas estas personas les estoy profundamente agradecido.

Estoy fascinado con mi procesador OPUS 2. ¡Una pieza tan pequeña de componentes electrónicos, con un efecto tan enorme! Esta tecnología proviene de personas que oyen muy bien y que realmente quieren ayudar a quienes no podemos hacerlo tan bien.

Mi vida cotidiana continúa en gran parte como antes. Puedo percibir el entorno a mi alrededor, puedo comunicarme con mi familia y compañeros de trabajo, y con nuevas personas en diferentes idiomas. Puedo hablar por teléfono y ver la televisión sin subtítulos.

Para las personas con pérdida auditiva, es una experiencia inolvidable oír por primera vez con un implante coclear. No importa ’si dices “zázrak“ en checo o “Wunder” en alemán. Simplemente es un milagro.

Ver artículo http://www.medel.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario