viernes, 17 de agosto de 2012

0250. Testimonio: José Luis Iguain, desde Montreal, Canadá


José Luis Iguain 
desde Montreal, Canadá


Llegué al implante luego de 20 años de sordera neurosensorial profunda. En ese tiempo, me las arreglé (mal por cierto) usando audífonos que, si bien no bastaban para discriminar palabras sin apelar a la lectura labial, me permitían percibir algunos ruidos.

Eso obviamente, era mejor que nada y por otra parte lo máximo que podía aspirar por esa vía.

Fui implantado en forma bilateral el 5 de junio de 2000 y luego de las tres o cuatro calibraciones que me hicieron dentro de los siguientes tres meses llegué a un estado prácticamente estacionario en el que me siento muy cómodo y “oigo” muy bien.

¿Cómo me favoreció el implante y en qué?

Me favorece al permitirme oír!!! No creo que haya que agregar algo. Antes no oía nada y ahora prácticamente todo. Oigo música, radio, televisión, teatro, cine, conferencias, uso el teléfono...Y me siento tan cómodo con los implantes que ni me acuerdo que los tengo...hasta que se acaban las pilas, claro!

Respecto de la pregunta de si no es lo mismo tener un solo implante, contesto decididamente NO!

Como no es lo mismo tener un solo ojo, o un solo brazo. Oír por los dos oídos te permite localizar la fuente de sonido, discriminar sonidos “suaves” a un volumen crítico más bajo que con un oído solo, disminuir el disconfort en situaciones extremadamente ruidosas, seleccionar y concentrarse mejor en una voz cuando hay mucha gente hablando a la vez, etcétera.

En fin, un bienestar que no se consigue cuando el oído que funciona es solo uno. Según la OMS, salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social. Para mejorar esos tres aspectos de la vida me sirven los implantes. Y no debe de haber muchas situaciones en las que una definición académica sirva para representar de manera tan justa una situación real.

Copiado de :
Centro de Implantes Cocleares
Profesor Diamante
"Testimonios"
http://www.cic-diamante.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario