martes, 25 de septiembre de 2012

0265. Testimonio: Héctor Francisco Gatto - Argentina


Héctor Francisco Gatto - Argentina 


Mi nombre es Héctor Francisco Gatto, tengo 47 años y mi historia como hipoacúsico comienza a los cuatro años cuando a raíz de una enfermedad perdí casi totalmente mi oído izquierdo y un 30% del derecho. 

Con el correr de los años fui perdiendo la audición del derecho debiendo empezar a utilizar audífono en dicho oído. 

En el año 2001 tuve un shock que me produjo sordera total profunda bilateral. No escuchaba absolutamente nada, ni siquiera con el audífono mas potente y tenía un zumbido permanente las 24 horas del día. Demás está decir mi gran desazón y caí en una profunda depresión ya que no encontraba ninguna salida. Pero Dios existe y es grande y misericordioso dejando siempre una luz de esperanza. Esa esperanza se llama Dr. Cordero y su maravilloso equipo de colaboradores, y gracias a ellos hoy escucho mejor que nunca en mi vida, ya que reconozco sonidos que antes solo imaginaba, hablo perfectamente por teléfono, he tenido grandes progresos en la empresa donde trabajo, donde de ser supervisor de Calidad pasé a ser Representante de la Dirección, con todo lo que eso significa, no solo profesionalmente sino también como persona, ya que me siento mas valorado y comprometido con mis semejantes. 

Otro “lujo” que me doy hoy es escuchar mi música preferida que es el jazz, que los que lo conocen saben que es una música difícil de disfrutar si no se escucha bien. 

Demás está decir que mi calidad de vida ha mejorado ostensiblemente, pudiendo desarrollar una vida normal, disfrutar de largas charlas con mis amigos, alegrarme el alma con la risa de mi mujer y mis hijos, tirarme bajo un árbol, escuchar la sinfonía de las aves y el crujir de las hojas movidas por el viento. 

Por todo esto y por muchas otras cosas igualmente bellas, realmente soy un agradecido de Dios. 

Por supuesto que esto no es mágico. Requiere atravesar diversas pruebas médicas que indicarán la aptitud para ser candidato a un implante coclear, y luego atravesar un largo y duro proceso de rehabilitación, pero puedo garantizar desde mi experiencia personal, que el sacrificio bien vale la pena. 

Por eso me siento con la necesidad de expresar mi experiencia con todos aquellos que lo necesiten para poder ayudar de alguna forma a agregar mi grano de arena para que mas gente pueda disfrutar de los sonidos bellos que nos regala la vida. 

Copiado de: "Notas de Implante Coclear" de Implante Coclear Argentina, publicado en facebook el 10 de Julio de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario