lunes, 12 de noviembre de 2012

0304. Testimonio: Angel Serrano - España





Mi historia
Ángel Serrano - Gijón (España)

Soy una persona de 60 años, al que la mala fortuna y una infección generalizada en todo el cuerpo me dejaron sordo, hace poco mas de tres años. 

A los problemas que me tuve que enfrentar; cuando después de mas de cinco meses en coma recobré la consciencia, como la inmovilidad absoluta, ya todos mis músculos se encontraban atrofiados; el no poder hablar pues me habían tenido que realizar una traqueotomía; me encontré también que no podía oír nada. 

La movilidad y el habla pude recuperarlos con esfuerzo, rehabilitación y tiempo; mas el oído no lo podía recuperar; mis células celiacas habían muerto, por culpa de los antibióticos que me tuvieron que poner para salvar mi vida. 

Gracias a la inestimable ayuda de mi familia, que aunque yo estaba en coma ellos estaban allí todos los días, principalmente mi mujer ya que sin su apoyo no lo habría conseguido; ( Muchísimas gracias Isabel). 

Ella era la que me daba de comer todos los días, cuando yo no podía ni mover un brazo; ella es la que pacientemente me lavaba la cara, y estaba pendiente de mi; a pesar de que se encontraba trabajando, no se como pudo compaginar su dedicación a mi persona con su trabajo 

La depresión en la que me asumí, fue bastante grande, ya que no es que estuviera en silencio; al menos eso hubiera sido lo menos malo, pero es que en mi cerebro tenia unos ruidos horribles (Tinitus) que no me dejaban dormir, si no era con ayuda de pastillas. 

Con la vuelta a la normalidad, pero sin mis oídos empezaba un calvario, que espero que haya acabado el día 5 de marzo de 2010, fecha en la que activaron mi Implante coclear. 

Después vinieron las incomprensiones por parte de gente, que no está en tu entorno y que no sabe como hablarte. 

Tu te vuelves mas desconfiado, y comienzas a desarrollar mas otros sentidos; te fijas mucho en las personas, las miras a la boca intentando descifrar lo que dicen; pero debido al poco tiempo, y que nunca fui a clases, no me enteraba de nada por lo cual me estaba volviendo muy desconfiado, y empezando a pensar mal de la gente siempre sospechando que estaban hablando de mi; sobre todo cuando preguntaba y me decían “no nada” 

Pero lo peor de todo es el total abandono, que las administraciones públicas tienen hacia este colectivo tan numeroso y tan poco reconocido. 

La mayor parte del personal de estas administraciones no saben dirigirse a ti, si bien aquí tengo que decir que las cosas ya están cambiando; en algunos sitios la única forma que tiene de avisar cuando estas esperando es por un servicio de megafonía. 

No saben lo frustrante que puede ser, que estés esperando al medico por ejemplo, y estén llamando por los altavoces tienes que decir a alguna persona si llaman a Ángel por favor dígamelo, pues yo soy sordo, la gente en este aspecto no tiene nada en contra, pero el problema viene cuando esa persona entra antes que tu, que haces luego? Volver a decirlo a otra persona? 

No digamos de cuando pides una cita en un especialista, y te dicen: ya le avisaremos por teléfono; o te dan cita y luego te llaman por teléfono para cambiarla; como me paso un par de veces a mi; me llaman por el móvil, veo que es un teléfono oculto y no le hago caso, al momento vuelven a llamarme, lo cojo, y les digo que soy sordo, que no me entero, si es urgente o muy importante que me manden un SMS. 



Al cabo de 10 minutos me llaman desde un teléfono móvil, cuelgo y les mando yo un mensaje diciendo lo que había dicho de palabra, por fin me mandan un mensaje del servicio de URL diciéndome que me habían cambiado la cita para otro día. 

No digo nada el rebote que pillé, pero que se creen los del servicio de ORL? que vamos a ellos por verles la cara? si vamos será por algo?; se lo dije a la enfermera y me dijo que es que no tenían medio para mandar SMS, y le pregunte pero entonces como me lo mandaron? es que tuve que hacer uso mi teléfono particular me contestó. 

Como es posible que a estas alturas un servicio publico como el de la salud no tenga medios para poder mandar un SMS de cambio de cita o cualquier otro aviso que tengan que hacer? 

Luego, tenemos el problema que cuando vamos a algún acto, casi ningún recinto o sala de reuniones esta preparado para los deficientes auditivos, tan solo se encargan de hacer costosas campañas publicitarias de integración; pero en cambio luego no ponen los medios, ni obligan a las empresas privadas a ponerlos. 

Desde nuestras asociaciones, y desde los medios que estas disponen, tenemos que levantar la voz todos, para que esto se termine, y de la misma manera que se ha avanzado mucho en la integración de personas con movilidad reducida, y otras discapacidades también tengan en cuanta a las personas con nuestra discapacidad. 

Ahora siguiendo un poco con mi historia contaré que el día 5 de marzo del 2010 me activaron el Implante y después de unos pequeños Problemas ya que era el segundo implante de COCHLCEAR y el OPUS-5 al final se me hizo el sonido. 

Para mi fue algo maravilloso ya que si bien oía infinidad de ruidos también estaba oyendo y entendiendo al Foniatra cosa que al principio le extrañó muchísimo, pues decía que era muy raro que el primer día le entendiera algo. 

El día 12 tuve Logopeda y también quedo maravillada de lo que entendía y me dijo que en pocas sesiones iba a entender muy bien todo. 

Con esto no quiero decir nada; tan solo cuanto como me va a mi; ya que soy una persona que no hace mucho que perdió el oído, y aun tenia memoria auditiva; seguro que aquellas personas que hace mucho tiempo dejaron de oír les ira algo peor o quizás les vaya mejor eso no se sabe ya que por lo que he aprendido estos años cada uno reaccionamos de distinta manera; por eso yo creo que una vez perdido el oído no tenemos, al menos por nuestra parte, de tratar de alargar el tiempo, sino todo lo contrario, tratar de que nos pongan un implante lo antes posible. 

Un saludo, Ángel Serrano


No hay comentarios:

Publicar un comentario