sábado, 17 de noviembre de 2012

0311. Testimonio: Yael Yazmin Salas - Argentina



!Decir gracias!

“Hola, soy la mamá de Yael Yazmin Salas, quien tiene hipoacusia profunda bilateral sensorial. Fue intervenida quirúrgicamente para la colocación de un implante coclear el 12 de enero de 2005.

Esta es su historia:
Yael tenía cinco meses cuando un día de tormenta, en nuestra habitación, se cerró muy fuerte una ventana y nosotros nos asustamos con semejante ruido, pero ella ni parpadeó. En ese momento nos dimos cuenta que algo raro estaba pasando.

Los doctores, a los nueve meses, le confirmaron la hipoacusia. La noticia nos dejó helados. Porque no entendíamos nada sobre la sordera, qué hacer, dónde ir, con quién hablar… A todo esto mi marido se encontraba sin trabajo.

Después de visitar y escuchar muchos comentarios de escuelas para sordomudos y lenguajes por señas, cada vez era más fuerte la decisión de que eso no era lo que buscábamos para Yael.

Fue así como un día llegamos al Instituto de Otorrinolaringología del Dr. Vicente Diamante, y ahí nos hablaron del implante coclear y la reeducación del habla. Fueron el Dr. Fernando Diamante y la Lic. Doctora Norma Pallares quienes nos atendieron.

Cuando Yael tenia un año y medio nos explicaron que era una candidata para el implante coclear. Pero el camino iba a ser muy largo y difícil, sobre todo por su costo.

El primer equipamiento de nuestra hija fue con audífonos, los que conseguimos gracias a la colaboración del Intendente de Tres de Febrero, Sr. Hugo Curto, su secretaria personal, Maria Eva, y a su grupo de asistentes sociales, quienes tomaron el problema de Yael con mucho compromiso.

Cuando le contamos la posibilidad del implante, nos aconsejaron iniciar un pedido de un subsidio al Gobierno de la Nación, aprovechando la conexión que por ese tiempo mantenía el intendente con el presidente Néstor Kirchner. Después de nueve meses de espera, aprovechando la visita del Dr. Kirchner al partido de Tres de Febrero, para la inauguración de un polideportivo en Caseros, se nos ocurrió escribirle una carta contándole toda la historia de Yael y la importancia del llegar al subsidio para implantarla.

Y el milagro no se hizo esperar: Dios nos sorprendió, porque cuando mi marido esperaba en un pasillo del predio, de repente aparecen el intendente Curto y el presidente Kirchner en persona. Aprovechó la oportunidad para contarle en pocas palabras la situación de nuestra hija y entregarle la carta en persona. “Quédate tranquilo que todo se va a solucionar”, fueron las palabras del presidente. Abrazo y besos de por medio.

Gracias a la intervención del presidente se acortaron los tiempos en conseguir el subsidio y logramos comprar el implante para Yael. 

Desde que tuvimos la entrevista con el Dr. Vicente Diamante, en la que nos explico el alcance del implante, estábamos convencidos que esa era la solución que tanto buscábamos.

Así, en enero de 2005, Yael fue intervenida. La cirugía duró cuatro horas, que se hicieron eternas. Hasta que los médicos nos dijeron que todo había sido un éxito.

Después de un mes de espera llego el día de la conexión. A medida que pasaban los días era hermoso ver las distintas expresiones de su rostro; al ir descubriendo los ruidos y las voces -con sus tonos y a quienes correspondían-, fue como si despertara de un largo sueño. Cuando Yael dijo por primera vez “mamá” y “papá” las lágrimas de felicidad no paraban de brotar de los ojos de toda la familia, que siempre estuvo apoyando y buscando soluciones para llegar a buen puerto.

Empezamos a notar grandes cambios, ella se volvía muy independiente quería saberlo todo.

Yael concurría al Instituto Argentino De La Audición y El Lenguaje (I.A.D.A.L.) desde los nueve meses, realizaba estimulación temprana antes del implante. Hoy, cursa con la señorita Victoria Pepe, hace doble jornada, por la mañana al I.A.D.A.L y por la tarde al Colegio Hogar San Rafael, en Villa Devoto, donde cursa 4to.º con la señorita Maria Laura, al que asiste desde jardín. Es muy popular en el colegio, recibió siempre mucha comprensión y cariño de parte de cada una de sus maestras, así también como de sus directivos, la Directora, Cecilia Bongioanni, y la Vicedirectora, Maria del Rosario Acea.

Este año Yael tomó el compromiso de jurar la bandera. Es muy buena alumna, tiene muy buena calificaciones y se destaca en su interés en aprender día a día. Es buena compañera y los chicos la integraron desde el primer momento.

También es muy competitiva, tanto en los estudios como en lo deportivo. Fanática de River, como su hermano, practica hockey sobre césped hace tres años.

Hoy, pertenece a la octava división “C “ del Club Ferrocarril San Martín de Sáenz Peña, juega de delantera y es una de las goleadoras del equipo, donde también es muy mimada por su profesora, Maylu, y sus compañeras.

También le gusta escuchar música y bailar. ¡Casi siempre es la payasa de la fiesta!

La verdad es que después de esta experiencia, siempre recibimos llamados de papás en la misma situación en la que estuvimos nosotros y Yael, y nuestro consejo es y será sí al implante coclear, un ejemplo claro es nuestra hija, que gracias a Dios y a la sabiduría del Dr. Vicente Diamante y todos sus colaboradores, hoy escucha y habla.

No nos alcanzará la vida para agradecerles a todas las personas que hicieron esto posible, de corazón:
"GRACIAS”.
Familia Salas,
Ciudadela, provincia de Buenos Aires, Argentina


Publicado en:
Revista Oír ahora Y siempre 
Año 3 - Número 9 
Argentina - Septiembre 2012 
Páginas No. 46 y 47

No hay comentarios:

Publicar un comentario