viernes, 18 de noviembre de 2016

0750. La USAL y la multinacional austriaca MED-EL lideran el desarrollo tecnológico mundial del implante coclear binaural -El desafío de los investigadores es lograr la audición artificial más natural posible-

Implante coclear. Foto: Sergio Manzano (USAL) 

La USAL y la multinacional austriaca MED-EL lideran el desarrollo tecnológico mundial del 
implante coclear binaural
-El desafío de los investigadores es lograr la audición artificial más natural posible-

-La tecnología de la USAL consigue de 2 a 3 decibelios de mejora respecto a un implante convencional.

-El uso de la patente se extenderá a Europa, EE.UU, China y Australia.

-Cerca de 25 millones de personas son usuarios potenciales de implantes cocleares.

El vicerrector de Investigación y Transferencia y el director general de la compañía para España y Portugal presentaron la compra de la licencia de la patente que se extiende a Europa, EE.UU, China y Australia 

La tecnología, desarrollada por el grupo del profesor de la USAL Enrique López-Poveda en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León, mejora significativamente la audición de las personas sordas en ambientes ruidosos. 

Oír con claridad el aviso de embarque en un aeropuerto suele ser algo complicado para cualquier persona a causa del ruido de ambiente acumulado en las terminales, conversaciones cruzadas de pasajeros, música, megafonía. La tarea se complica un poco más si el viajero presenta algún tipo de deficiencia auditiva y, más aún, si es usuario de un implante coclear. En una audición normal un mensaje puede ser inteligible incluso cuando el nivel de ruido supera en 8 decibelios al nivel del habla. Esto no ocurre para los usuarios de implante coclear, que apenas toleran ruido. Incluso cuando el ruido está 4 decibelios por debajo del habla los mensajes emitidos simultáneamente se solapan y su usuario es incapaz de discriminar la conversación del sonido ambiente. 

Diez años de investigación del grupo de investigación dirigido por Enrique López-Poveda, científico del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, han dado como resultado un procedimiento pionero que mejora el rendimiento de los implantes cocleares en los ambientes ruidosos. Su tecnología, desarrollada en el 99% por la Universidad de Salamanca, consigue en torno a 2 o 3 decibelios de mejora respecto a un implante convencional, un detalle de calidad que “puede marcar la diferencia entre entender, o no, una conversación”, explica López-Poveda a Comunicación USAL. 

Este éxito se ha visto materializado con la firma de la licencia de la patente internacional de este producto por parte de la multinacional austriaca MED-EL, líder mundial en tecnología de implantes auditivos. Su uso exclusivo se extenderá a Europa, EE.UU, China y Australia, según informó el vicerrector de Investigación y Transferencia de la USAL, Juan Manuel Corchado, en la rueda de prensa celebrada en el Rectorado para presentar este logro que sitúa a la Universidad de Salamanca a la vanguardia internacional de la investigación en el campo de los implantes cocleares binaurales – un implante coclear en cada oído-. 

La compañía austriaca, que ha respaldado la investigación de la USAL desde sus inicios “prorrogará la investigación para la optimización del producto durante otros 3 años más”, anunció el director general de MED-EL para España y Portugal, Julio Rodrigo Dacosta. Asimismo, destacó que la tecnología desarrollada puede ser aplicada “no sólo a implantes cocleares, sino a cualquier tipo de audífono” lo que ayudará a “acabar con la sordera como barrera de comunicación entre las personas”, apuntó. 

En la actualidad más de 350 mil personas son usuarios de implantes cocleares, 25 millones de personas son usuarios potenciales de implantes cocleares y 300 millones de personas son usuarios potenciales de audífonos. La comercialización de este producto en un “horizonte razonable de tiempo, a partir de uno a varios años”, como se apuntó en el encuentro con los medios, significaría tanto un salto de calidad en la audición para el correcto desarrollo de su vida cotidiana, como una evidencia plasmable de éxito en la transferencia de conocimiento desde la Universidad y la empresa a la sociedad. 

Al respecto, el subdirector del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, Ángel Porteros resaltó “la importancia de la investigación básica desarrollada en centros como el INCYL, de la que surgen aplicaciones prácticas para la ciudadanía gracias al apoyo, en este caso, de la USAL y de MED-EL”. En este sentido, la Universidad de Salamanca dispone ya de “115 familias de patentes registradas y 100 derechos de propiedades intelectuales, fruto del trabajo desarrollado por su personal investigador”, según informó el vicerrector de Investigación y Transferencia. 

Implantes cocleares y control cruzado 

Un implante coclear es una prótesis auditiva que rehabilita la audición a las personas sordas mediante estimulación eléctrica del nervio auditivo. El implante coclear transforma los sonidos en pulsos eléctricos con los que se estimula el nervio auditivo para evocar sensaciones audibles. Un implante es, por tanto, un oído artificial. 

Actualmente, cuando una persona utiliza un implante coclear en cada oído -implante binaural- ambos implantes funcionan de forma independiente el uno del otro. La forma en la que cada uno de los dos implantes estimula eléctricamente su correspondiente nervio auditivo depende exclusivamente del sonido detectado por el micrófono del implante. 

Al respecto, Enrique López-Poveda explica que “los oídos humanos funcionan de forma vinculada y cada uno de ellos envía señales al cerebro que, a su vez, envía señales de control al oído contrario”. Como sospechaban, los científicos de la Universidad han podido demostrar científicamente y ya han publicado que este “control cruzado, del que carecen en los implantes cocleares convencionales al no estar conectados entre sí y funcionar de manera independiente el uno del otro, es imprescindible para poder comprender el habla en ambientes ruidosos”, comenta. 

Esta es la línea de investigación en la que se basa el desarrollo de la tecnología de la Universidad, con la que lidera mundialmente la investigación en implantes cocleares binaurales y en la que, actualmente, trabajan para integrarla con éxito en los dispositivos auditivos comercializados. 

Para ello, la experimentación de su prototipo se lleva a cabo en un muestreo de población de edades comprendidas entre en la infancia hasta la ancianidad y se han establecido colaboraciones con el Hospital Clínico Universitario de Salamanca y el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, además de con centros universitarios y de investigación estadounidenses, austriacos y holandeses, entre otros. 

Acerca de MED-EL 

MED-EL, Medical Electronics, con sede central en Austria, es líder mundial en tecnología de implantes auditivos con 29 filiales en todo el mundo. Una empresa de gestión familiar, pionera en la industria. Los científicos austriacos y fundadores de MED-EL, Ingeborg y Erwin Hochmair, desarrollaron en 1977 el primer implante coclear microelectrónico multicanal del mundo. Este dispositivo fue y sigue siendo el primer sustituto artificial de un órgano sensorial: el oído. Con la contratación en 1990 de sus primeros empleados, sentaron las bases de una exitosa trayectoria empresarial. Desde entonces, MED-EL ha crecido hasta contar en la actualidad con más de 1.500 empleados en todo el mundo. 

Actualmente, MED-EL ofrece la mayor gama de soluciones auditivas implantables en todo el mundo para tratar diferentes grados de pérdida auditiva: sistemas de implante coclear y de oído medio, el sistema EAS (Estimulación Eléctrico Acústica Combinada), Implante de Tronco Cerebral (ABI); así como el primer sistema de implante activo de conducción ósea del mundo. Personas de más de 100 países pueden oír hoy en día gracias las soluciones auditivas de MED-EL. www.medel.com

Colaboración del reputado científico Blake S. Wilson 

El proyecto cuenta con la colaboración del reputado científico Blake S. Wilson, galardonado con numerosos premios internacionales y doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, con el que Enrique López-Poveda lleva colaborando desde hace años. 

Las pruebas de validación de la iniciativa se realizaron en sus inicios en el laboratorio de Wilson, en Estados Unidos, hasta trasladarse a la sede en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León. En ellas participan voluntarios, adultos y niños mayores de siete años de diferentes nacionalidades, que utilizan uno o dos implantes cocleares. 

Grupo de personas que López-Poveda define como “vitales” para que “nuestra investigación siga avanzando en el procesamiento y la calidad del sonido de estos implantes cocleares binaurales con el propósito de acercarnos cada vez más a la audición más natural posible”, concluye. 

Artículo original: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario